Para nuestros presos políticos

Actualizado: oct 30


Foto: Daniela Aros.

Esta carta fue escrita por un integrante del grupo de Salud Berna Castro con los que Trawün Chilenxs en Suiza hemos estado trabajando, y un fragmento de ella fue leída frente a la Organización de las Naciones Unidas en la protesta que se llevó a cabo el 18 de Octubre del 2020 en Ginebra.



16 de Octubre 2020.

Chile, país en Revuelta Social.

Carta Testimonial

Mi nombre es Derna Frinco Castillo, soy una mujer de 70 años, ex presa política de la Dictadura Cívico Militar de Pinochet, que se dio inicio el 11 de Septiembre de 1973 y deja su poder fáctico en Marzo de 1990 tras el Plebiscito de 1989. Esos años fueron arduos momentos de lucha por reconquistar derechos conculcados como la democracia, la libertad, el pan y el abrigo. El 5 de Octubre de 1988, con el “retorno a la democracia”, tanto los partidos políticos como la ciudadanía nos fuimos, literalmente, para la casa a esperar que el proceso democrático funcionara dejando la tarea para los nuevos políticos elegidos democráticamente. Ahora, soy integrante del grupo de Salud Berna Castro que funciona al alero de Copedu y estamos en la tarea de juntar fondos para la atención de heridos de la contingencia política (revuelta, estallido, iniciada el 18 de octubre 2019) y para solicitar que se visibilicen, rearticulando la red internacional, las violaciones de los derechos humanos que se han venido agudizando en estos momentos , dada la política represiva del Gobierno de Sebastián Piñera.


Antecedentes:

Durante los últimos 30 años, la economía de libre mercado y el modelo neoliberal a ultranza que se profundiza en el país, va mostrando sus grandes debilidades, la más importante es que a una gran cantidad de gente no le alcanza para comer, el sistema le proporciona tarjetas de crédito para vivir el día a día: cuando la gente siente que debe usar la tarjeta que le endeuda para ir a comprar el pan o la verdura, siente que ya no da para más.


En Chile todo es privado, todo se paga, se hacen bingos y rifas para solucionar problemas de enfermedad, la compra de medicamentos o de exámenes.


Cuando los jóvenes se dieron cuenta de que sus abuelos, que habían trabajado años de años, tenían que mendigar para poder sobrevivir, se fueron indignando y es así como surge lo que muchos llaman el “estallido social”, “la revuelta”, “el despertar”.


El 18 de Octubre. Evadir.

El 18 de Octubre 2019 marca un hito en esta historia, es el día en que los y las estudiantes salen en masa a evadir el pasaje del metro y saltan los torniquetes y dejan libre el paso a miles de usuarios, que aceptan la propuesta y evaden también y saludan y aplauden la acción de los y las estudiantes. Los jóvenes fueron reprimidos, golpeados, mutilados y encarcelados. Gracias a las redes sociales esta información se hizo masiva y es así como, en el resto de la tarde y en la noche, el pueblo se movilizó y salió a las calles a protestar y mostrar su descontento…”con nuestros hijos NO”, era una de las consignas esa noche. Las fuerzas represivas no se hicieron esperar y bueno…la violencia genera más violencia … los jóvenes y no tan jóvenes sienten que ya se ha perdido el miedo y se reacciona de la misma manera: barricadas, quemazones, “ que todo arda” es otra consigna.


En el correr de los días y en forma espontánea la gente se organiza, se juntan grupos en distintos puntos de la capital y del país con banderas y consignas, desde ese día las personas se congregan en lo que se llamaba Plaza Italia, lugar de encuentro para celebrar especialmente triunfos desde el mundo futbolero, ahora se convierte en un espacio para exigir demandas sociales y se repite en distintas pancartas la palabra DIGNIDAD . Es así como este lugar es bautizado por la gente que asiste allí, como la Plaza de la Dignidad.


En el país se encuentra declarado el Estado de Emergencia, la Plaza de la Dignidad se convierte día a día en un lugar de batalla entre las personas que asisten a protestar, las Fuerzas represivas de carabineros y un grupo de jóvenes que se da la tarea de proteger el lugar para que las personas se manifiesten, es la Primera Línea, que con gran coraje y detrás de escudos hechizos de cualquier material de desecho, se protegen y protegen a los y las manifestantes de la agresión de las fuerzas represivas: de los balines, del chorro de agua, de los gases, de los lumazos y patadas y también de las piedras que lanzan a destajo. Es importante destacar que esto ocurre en todo Chile, en todas las plazas del país, la molestia y la sensación de protestar y hacerse sentir, visibilizarse nace en todo lo largo y angosto de este Chile.


En estas batallas campales entre David y Goliat, no tardan en aparecer los heridos, los mutilados y los muertos, el pueblo se organiza, ahora se forman la Brigadas de Salud, aparecen miles y junto a ello las necesidades de insumos, equipos, de hacer redes con sistemas de salud, es difícil pero se logra.


Entre toda esta batahola se constata que carabineros ya no está cumpliendo sólo con su misión de “mantener el orden y la tranquilidad, prevenir, neutralizar o normalizar acciones en contra del Orden Público “ sino que como fuerza militarizada y represiva efectúa acciones que van en profundo detrimento de los derechos humanos de las personas: viola, tortura, mutila, mata.


En este contexto, de represión y violación de los derechos humanos, el equipo de Codepu conformado por abogados, médicos, enfermeras y psicólogos se da la tarea de visitar lugares de detención, centros de salud, territorios, para prestar atención jurídica y de salud producto de la violación de los derechos humanos.


Durante la contingencia iniciada el 18 de octubre, la atención de salud de urgencia en los territorios y en Plaza de la Dignidad, que es donde se congrega la mayor cantidad de personas y también de fuerzas represivas, se hace imprescindible. Se fortalece el grupo de voluntarias y voluntarios de salud y se comienzan a generar recursos para la compra de implementos, la coordinación con todos los grupos de Brigadas y la red de salud es vital para aminorar las secuelas y salvar vidas, después de 4 o 5 meses se puede decir que ya se había logrado la organización y coordinación necesaria, el aprendizaje ya estaba rindiendo frutos.

El Acuerdo del 15 de Noviembre.

El 15 de noviembre 2019, los partidos políticos, que no eran participantes del movimiento de revuelta, más aún que no eran bienvenidos ni en las marchas ni en las concentraciones autoconvocadas por las organizaciones sociales , llegan a un “acuerdo nacional” para convocar a un plebiscito para cambiar “la constitución de Pinochet”, se pensaba que con este acuerdo el nivel de la protesta iba a decaer. Esto no ocurrió y la gente siguió manifestándose en la Plaza de la Dignidad y otras del país, con enfrentamientos y también con heridos.


El Covid 19

El 18 de marzo 2020, luego de la multitudinaria marcha en el Día de la Mujer el 8 de marzo y luego de detectarse el primer caso de Covid19 en Chile, el Presidente Piñera, decreta estado de excepción por 90 días.


Las personas se repliegan y comienza el periodo de confinamiento que se alarga por más de seis meses.


Situación post confinamiento.

Septiembre es un mes de especial connotación en Chile, y esta vez no iba a ser la excepción. En la Plaza de la Dignidad volvieron algunos manifestantes los días viernes, esto se fue intensificando por la indignación que provocó el que la pandemia desnudara más aún las desigualdades en el país, el constatar que más del 30% de los trabajadores lo hacían en forma informal, el aumento de la cesantía y el escaso apoyo económico brindado por el gobierno, junto a la inconsciencia de las élites políticas para paliar las necesidades, producto de la pandemia , siguieron generando mayor descontento y es así que grupos de manifestantes volvieron cada vez , en forma más masiva a la Plaza. Volvieron los enfrentamientos y los grupos de Brigadistas se reorganizan para retomar su tarea.


La situación ahora es distinta, más desafiante, pandemia mediante, ahora endemia, volver a retomar la destreza con la que se trabajaba en la atención de heridos, la coordinación entre los Brigadistas, reiniciar la capacitación, acopiar insumos, equipos, medicamentos y activar la red, se hace más difícil, es como empezar de nuevo. El Covid 19 todavía está latente y los equipos de salud están abocados a ello dado los protocolos que se deben cumplir. También los lugares de apoyo como sindicatos y otra infraestructura se encuentran limitados para dar apoyo…”tenemos que cumplir con los protocolos”, “ la SEREMI salud está encima de nosotros”, “tememos que nos clausuren o tendríamos que pagar multas si no cumplimos con el protocolo”, son las respuestas al solicitar apoyo. Esto en relación a la atención directa por contingencia.


Ahora, desde el aspecto ciudadano, el sentimiento es de desprotección total, con leyes, promulgadas por el parlamento, cada vez más duras, jóvenes que se encuentran en prisión, muchos sin juicio, por más de 10 meses, las fuerzas represivas con nuevo armamento y arsenal de matar, con protocolos que no se cumplen dado el irrestricto apoyo con que cuentan desde las autoridades de gobierno.


A pesar de todo esto los jóvenes siguen manifestándose y las fuerzas represivas continúan con su política de guerra, una fuerza militarizada que con fuerza desmedida intentan neutralizar “los actos vandálicos”, aunque sea teniendo que lanzar a un muchacho manifestante, 4,5 metros abajo, por un puente al río Mapocho.


Las denuncias por violaciones a los derechos humanos nuevamente han ido apareciendo en los tribunales y las autoridades y la prensa mediática las mantienen invisibilizadas, si no fuera por las redes sociales y las evidencias de las personas que graban y dejan constancia de los hechos, nada se sabría y las familias en solitario, tendrían que recorrer el camino por la justicia.


Necesaria Solidaridad Internacional.

Haciendo un paralelo con lo que ocurría en Dictadura, hay una gran diferencia porque no existen instituciones fuertes de derechos humanos como la Vicaría de la Solidaridad, o una institución Iglesia fuerte. Respecto de la prensa y medios de comunicación, es sabido que existe un monopolio ideológico donde la concentración económica está prácticamente en dos grandes grupos empresariales. Es por ello que los movimientos sociales y ciudadanía en general nos sentimos desprotegidos, mas ello no es una razón que detenga nuestras demandas justas, que pasa principalmente por el cambio de este modelo neoliberal a ultranza que nos tiene sometidos a la gran mayoría de los y las chilenas, a vivir en condiciones paupérrimas.


Es en este aspecto que, si bien es cierto necesitamos dinero para proveernos de insumos, equipos y medicamentos para la atención de los heridos en la revuelta, también necesitamos que la comunidad internacional sepa lo que nos está ocurriendo porque necesitamos de su apoyo para la difusión.


No es cierto que somos un “oasis” en latino América, la pandemia ha mostrado una vez más que eso no es así, para sobrevivir la gente, al igual que en la dictadura ha tenido que recurrir a la solidaridad de la personas menos pobres, para hacer funcionar sus ollas comunes, tampoco es real que el plebiscito a la que llamó la elite política fue la solución para traer tranquilidad y paz. La situación en nada ha cambiado, peor aún, las brechas se han profundizado.


Contamos con un gobierno indolente e incapaz de hacerse eco de nuestras necesidades, estamos gobernados por un empresario que su único norte es cómo acumular dinero, es insensible al dolor que sufren las madres de los presos de la revuelta o al dolor y las dificultades que van a tener que salvar los mutilados de la misma. En esto lo acompañan políticos corruptos que se encuentran más interesados en mantener sus puestos y sueldos que corresponden a 13.000 dólares al mes y a 40,5 veces el salario mínimo de un trabajador chileno.

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL MÁS NECESARIA QUE NUNCA!!! GRACIAS



Este video fue grabado durante la marcha en Ginebra en apoyo a los presos políticos de la revuelta, el cual hicimos llegar a varias familias con la ayuda del grupo de Salud Berna Castro:


131 vistas

ESCRIBENOS:

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter

Suscríbete a Nuestro Newsletter

trawun_nombre.jpeg